domingo, 16 de enero de 2011

LA PROTECCION DE LOS GRUPOS INDIGENAS Y SU INTEGRACION AL DESARROLLO ECONÓMICO

“Se Debe fomentar el aprovechamiento del excepcional patrimonio cultural y natural de los pueblos indígenas para promover su desarrollo económico”1
En la actualidad existen muy pocos grupos indígenas que siguen conservando sus pautas culturales identificadas como núcleos sociales auténticos  y genuinos, los cuales nos se dejan aculturar por medios que influyen de manera determinante dentro de su escenario socio-cultural, entre ellos destacan los medios de comunicación masiva. Hay que señalar que la cultura es un elemento preponderante dentro del rubro social; ya que suele considerase como el conjunto de costumbres, tradiciones, creencias, religión, etc. Cada individuo forma parte de una cultura, que le brinda herramientas conductuales para que regulen su conducta sin afectar a terceros.
Lo mismo sucede dentro de los grupos indígenas, ya que los individuos se apropiaran de elementos culturales que los pondrán en practica el establecer relaciones interpersonales dentro y fuera de su entorno familiar y social. Todo ello suele transmitirse de generación en generación.
Sin embargo, existen pueblos indígenas marginados, es decir, son grupos rezagados que no tienen acceso a la educación, la cual suele ser la piedra angular de todo desarrollo social en pro del progreso económico y cultural e un población determinada. Las instituciones sociales (escuela, familia) son los ejes rectores de toda educación, que movilizan la actitud competente de todo individuo, no importando la raza, el sexo, grupo étnico al que pertenezca o color de piel (Dunn, 1992:123).
Considero que debe ponerse en juego el derecho de la igualada dentro del territorio mexicano, para que todas las personas tengan las mismas oportunidades para elevar su nivel de vida y desempeño profesional y/o académico. La tarea no es fácil pero tampoco imposible, requiere de una concientización y sensibilización mediante la práctica de valores universales (respeto, tolerancia, equidad) encaminada a la comprensión de la diversidad cultural.La población indígena ha disminuido considerablemente, a continuación se muestra la tabla:
2Año
Numero de indígenas
2000
6 Millones cuarenta y cuatro mil quinientos cuarenta y siete
2005
6 Millones once mil doscientos dos

Fuente: INEGI.XII Censo de Población y Vivienda 2000 y II Conteo de Población y Vivienda 2005.
“Un ejemplo de la situación que viven los indígenas en nuestro país donde son consideradas ni respetadas sus lenguas y tradiciones”2
En el territorio mexicano se ha notado las existencia de una crisis de valores, es decir, ya no se practican en su totalidad son rezagados y solo se inclinan por conseguir su bienestar común afectando a terceros por lo que alteran todo el equilibrio social y cultural. Otro factor importante suele ser la migración de los individuos indígenas hacia lugares donde se anhela encontrara condiciones de vida favorables. Estos elementos provocan el proceso de aculturación, es decir, combinación o fusión de dos culturas. Esto considerablemente repercute en el bagaje cultural (cumulo de elementos culturales: normas, reglas y tradiciones, etc.), debido a la homogeneidad existente (Zabala, 1996:45).
La vida indígena esta ligada a tradiciones y costumbres muy arraigadas, que limitan en cierta medida este progreso gracias al fanatismo religioso o ley natural predomínate. El progreso económico se alcanzará cuando los grupos indígenas logren luchar por conservar todo el cumulo cultural, que los caracteriza como individuos vivos dentro de raíces culturales que nos transpolan al pasado. Hay que construir nuestro pasado para entender nuestro presente (Bergamin, 1991:234).
Hay que luchar por esas raíces que nos caracterizan como mexicanos orgullosos de su patria y origen. Valorar para entender, comprender y así colocarnos en el lugar de los indígenas.
El Artículo constitucional 127 protege a los grupos indígenas aunado con los Derechos Humanos, pero cabe preguntarse ¿Por qué los grupos indígenas son discriminados en la actualidad?. Considero que estas instituciones primeramente tendrán que luchar por cambiar el punto de vista de la sociedad en general, para poder actuar teniendo un conocimiento previo del problema medular al cual se enfrentan sin tener las suficientes armas para poder defenderse. La integración al mercado económico es un proceso gradual que necesitara de esfuerzo, constancia y la participación de la mayoría para lograr los resultados esperados dentro de la esfera social.
Los grupos indígenas están expuestos a una gama de discriminaciones que en cierta manera corrompen su imagen cultural. Según John Dewey (1994:132) “Los que recibieron educación son los que la dan; los hábitos ya engendrados tienen influencia en su proceder” (Educar es universalizar: 1994:132).Por ello considero que los hábitos culturales con los que tuvieron influencia desde su primer contacto con el medio circundante serán my difíciles de erradicar de sus vida cotidiana. Por lo mismo hay que procurar por conservar estos vestigios que caracterizan a la cultura mexicana. Debemos luchar por ofrecerle educación a las zonas rezagadas para que se atrevan a luchar por lo que quieren ser en la vida pero con ciertos límites sin estropear sus estilos de vida. Por ello se dice que la función social de la escuela será compensar sus desigualdades sociales, culturales, religiosas y familiares a las cuales se enfrenta el infante.
Como conclusión se dice que los grupos indígenas están siendo atacados por críticas aunadas a su vestimenta, forma de expresarse o desenvolverse dentro de un escenario social, que en vez de reforzarlos como un grupo cultural lo deterioran. Hay que unirnos para lograr un equilibrio encaminado a la igualdad, donde todas las personas tengan las mismas oportunidades de progresar en el área económica, familiar, social y cultural. Su integración al desarrollo económico se logrará al desarrollo económico se lograra con el apoyo de instituciones sociales que defiendan sus derechos y obligaciones en el quehacer diario.

1.-Santiago, Hernández Ana Rosa. Sociología, editorial: Esfinge, 2010, pp: 82.
2.-Santiago, Hernández Ana Rosa. Sociología, editorial: Esfinge, 2010, pp: 80.

1 comentario: